Warning: include(/var/chroot/home/content/n/o/t/notizulia/html/tmp/install_4dfe5f35ec336/dump.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/83/6734083/html/index.php on line 14

Warning: include() [function.include]: Failed opening '/var/chroot/home/content/n/o/t/notizulia/html/tmp/install_4dfe5f35ec336/dump.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/83/6734083/html/index.php on line 14

Warning: include(/var/chroot/home/content/n/o/t/notizulia/html/components/com_search/models/file.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/83/6734083/html/index.php on line 17

Warning: include() [function.include]: Failed opening '/var/chroot/home/content/n/o/t/notizulia/html/components/com_search/models/file.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/83/6734083/html/index.php on line 17

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/content/83/6734083/html/index.php:14) in /home/content/83/6734083/html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/content/83/6734083/html/index.php:14) in /home/content/83/6734083/html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/content/83/6734083/html/index.php:14) in /home/content/83/6734083/html/libraries/joomla/session/session.php on line 426
Victoria de Pirela: “Felipe era un bromista con alma de niño”
  1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Victoria de Pirela: “Felipe era un bromista con alma de niño”

felipepirela

Su sonrisa aflora a los labios cuando rememora los juegos de Felipe. “Algunos eran muy inocentes y propios de un adulto que no dejó escapar a su niño interior, como la vez que se disfrazó de vampiro con un sobretodo, dientes y sangre falsa y le apareció de pronto a su hermana Estela, a la pobre casi le da un infarto y tuvo como dos días con una crisis nerviosa”.

Otra de sus hermanas, Gladys, también fue víctima del humor de “Pipito”. “Él llegaba de pronto y le decía a la gente que salieran, esa vez le dijo a Gladys que se fueran al autocinema y la sacó en bata de casa, cuando llegaron le pagó a uno de los acomodadores de los carros para que le sacara el aire a uno de los cauchos. Al terminar la película no pudieron arrancar y ella se tuvo que bajar a ayudarlo con toda la pena del mundo por como andaba vestida”.

Recuerda que las palabras de Felipe para su hermana fueron: “eso es para que no confíes en nadie, ni siquiera en mi que soy tu hermano que te ama tanto”.

Sin embargo sus juegos podían también subir de tono, así lo recuerda hoy Victoria cuando señala que una vez que él venía llegando de viaje me mandó a buscar unos chocolates que había traído, todos comimos, menos él, y es que la razón era que tenían un purgante y después estábamos haciendo cola en el único baño de la casa mientras él se reía, imagínate, eramos como siete personas”.

También trae a la memoria una oportunidad, ya viviendo en la casa ubicada en El Marqués, Caracas, cuando la invitó a comer en el Hotel Sheraton y sin que ella se diera cuenta le metió en la cartera uno juego de cubiertos y cuando iban saliendo del lugar le dijo al guardia de seguridad que “me revisara que yo me llevaba algo robado. Yo le decía ‘Felipe cómo me haceís esto chico’”. Dice que en el hotel ya estaban acostumbrados a esto y que todavía conserva ese juego de cubiertos.

Esto son algunas de las historias de humor que rodean a “La estatua que canta”, como también se conoció a Felipe Pirela, porque aunque cantaba no era mucho, por no decir nada, lo que bailaba, según termina de relatar su cuñada.

Redactor: Sandy Ulacio  

Videos Sabor Zuliano